Make your own free website on Tripod.com
Nombre: Carla Evelyn Giraldo Quintero 

Fecha de Nacimiento: 30 de Agosto de 1986 

Lugar de Nacimiento: Medellin, Colombia 

Ojos: Miel

Pelo: Negro

Signo Zodiacal: Virgo.

Profesión: Artista y Cantante 

Vida
Es tan joven y dulce que aunque podría generar malos pensamientos, solo produce admiración y sorpresa. Esta pequeña chica es la revelación de la televisión. Con su talento, personalidad y belleza conquistó los corazones de cientos de fans por todo Latinoamérica.
Es colombiana. Nació en Medellín pero reside en Bogotá. Carla es hija única de Manuel Giraldo, un empleado de Textiles Rionegro que se volvió comerciante cuando llegó a la capital; y de Charo Quintero, una mujer emprendedora que le ayudaba con los ingresos de una peluquería, en Bogotá consiguió trabajo como maquilladora en la programadora Cenpro, oficio que desempeñó durante muchos años.
Carla llegó al ambiente artístico por la cercanía de su madre con los artistas y productores de televisión. Charito Quintero trabajaba como maquilladora de actores y actrices y su hija siempre la acompañaba a las grabaciones de novelas y de esta forma se enamoró de la televisión. Desde que empezó a cuajar su memoria, la niña corrió entre cámaras, y se le hizo tan familiar el ambiente que aquello la deslumbró y cayó en las trampas del medio. Como no conoció ídolos sino seres humanos, Carla se hizo rápido a la idea que podía ser como ellos.
 
 
De la noche a la mañana.
Su reto a los trece años era demostrar que tenía madera siempre conservando la sencillez a como dé lugar y recordando como consigna de vida que la belleza está en el interior. Siempre soñó con actuar pero nunca lo tuvo como una meta, simplemente se presentaba a los castings y hacía el intento.
Había empezado haciendo extras en "Tiempos difíciles" y en "La otra mitad del sol" donde tuvo la oportunidad de conocer muchos directores de televisión; Cuando ellos la veían siempre le decían: "Alguna vez serás la protagonista de una de mis novelas". A esta edad se le presenta el choque entre la inocencia y la adolescencia, Carla inicia su travesía obligatoria por esta época en medio de la grabación de una novela televisiva que la impulsó a la fama.
Sus contrincantes sí tenían experiencia ante las cámaras. Es cierto que Carla se había movido durante más de cuatro años detrás de bastidores, entre los cachivaches de las grabaciones, los gritos de los directores, los caprichos de los actores y los equipos de filmación. Ese mundo no le era ajeno. Pero de ahí a convertirse, de la noche a la mañana en la protagonista de una novela no lo había imaginado nunca. El jefe de casting y asistente de dirección de "Lolita" John Bolívar quien la conocía desde tiempo atrás, la llamó. Le contó sobre la prueba, buscaba a una preadolescente enamorada de un hombre mayor y sólo le aconsejó: "venga y llore". En la audición para conseguir el papel de Lolita estaban, entre muchas otras "expertas", la pequeña actriz que interpretó a Paquita Gallego cuando niña, y una de las jovencitas de Conjunto Cerrado.
Carla, la novata, entró primero, hecha un nudo de nervios. Se sentó en medio del enorme estudio y preguntó qué hacía. "Haga la escena y llore, pero por usted misma, nada de gotitas en los ojos", le contestaron. Ni ella sabe qué le pasó. Lo cierto es que las lágrimas comenzaron a correr, y no pararon hasta después de salir de allí. Dos días después volvió a llorar, pero cuando le avisaron que el papel de Lolita era suyo; ya era parte del staff de actores de Canal RCN. 
 
 
"Me Llaman Lolita".
Asegura que su futuro está en la actuación y por ello, tan pronto supo de la importancia de su personaje en "Me llaman Lolita", tomó un curso de técnicas de actuación con Toto Vega, quien en la novela fue su tío óscar; y con Alfonso Ortiz.
Y así fue, Carla hizo el papel de la Lolita en su infancia y preadolescencia. A su corta edad, fue ya toda una protagonista y se robó los elogios. Llenó las expectativas del público y de quienes confiaron en ella y descubrió por si misma, que tiene un talento y una afición desmedida por la actuación.
De todas sus cualidades, comparte con su personaje Lolita la inteligencia y la picardía, que le han servido para indicarles a sus compañeros de reparto cómo hacer una escena o para decirle al director que su personaje no haría tal o cual cosa. Y es que ella se siente como pez en el agua porque aprendió a codearse con los actores desde muy niña.
Con su papel de niña irremediable y soñadora en esta telenovela a atraído la atención de un gran público gracias a su innovador y peculiar trabajo en donde se expresan sentimientos y realidades de la vida cotidiana vista desde un singular punto de vista. Este programa logró entrar con fuerza al mercado latino, dando a conocer a ella como una artista importante.
Aquella chica comenzó a cautivar con su dulzura en "Me llaman Lolita", donde demostró versatilidad actoral. 
Su máxima sensación fue haber estado al lado de Marcelo Cesan, un hombre que es para ella todo un "papito". "Si tu vas a trabajar con Marcelo Cesan entonces yo voy a actuar con John Travolta", fue lo que le dijo una de las compañeras de estudio a Carla cuando la jovencita contó de su papel protagónico en la telenovela Me llaman Lolita. Pero sí es cierto, porque Carla se ganó en franca lid su papel de Lolita-niña, luego de presentar la prueba con varias actrices más.
Carla Giraldo es la jovencita que asumió el reto de protagonizar una telenovela en el horario estrella del Canal RCN. y le cumplió al público.
Y aunque Carla actuó solo un tiempo en la novela, en el recuerdo de todos los latinoamericanos siempre quedará grabado el encanto de una pequeña que un día sin mayores pretensiones, se enfrentó al complejo mundo de la actuación y salió triunfante. 
Gracias a este tele-serie, esta pequeña se ganó el apelativo de "Lolita". Aunque esto no le molesta porque según sus propias palabras, las lolitas son niñas dulces y bonitas que se enamoran de hombres grandes, si le preocupa que no se pueda desprender de este sobrenombre en mucho tiempo. 
"Me dolió mucho abandonar la novela, me ha dado un poquito duro, pero sigo siendo la misma Carla Giraldo, solo que ahora tengo mayor interés en lo artístico y planes futuros más definidos". 
Después de su exitosa actuación como Lolita, le gustaría hacer un papel de carácter, de mala, no quiere encasillarse en el rol de santa de la historia. 
 
 
Un gran cambio para bien.
El protagonismo de Carla en el mundo artístico ha logrado que su madre deje las sombras, las bases y los labiales para dedicarse en cuerpo y alma a su niña, se convirtió en su manager, en una dama de compañía que sólo la pierde de vista en las entrevistas. Ahora la buena fortuna les da la oportunidad de recuperar todo el tiempo que no estuvieron juntas, pues cuando Charo trabajaba como maquilladora, Carla le veía máximo tres veces a la semana. 
 
 
Sus estudios y el colegio.
Quiere aprender sicología infantil, danza moderna y tap, seguir con sus cursos de actuación y técnica vocal, y estudiar inglés para estar preparada cuando decida hacer una carrera fuera del país.
Es consciente de sus responsabilidades escolares por eso, aunque sus amigos y compañeros se mueren de curiosidad por saber todo sobre el mundo artístico, Carla los devuelve a la realidad para centrarse en las cosas del colegio. "No firmo autógrafos en el colegio, les doy besitos y los quiero mucho pero no me distraigo con otras cosas". 
Le va bien en todas las materias, aunque las que más le gustan, son inglés y álgebra. Nunca ha perdido un año, y en estos momentos en que tiene que repartir su tiempo entre la escuela y la actuación, siente que es ahora que debe estar más concentrada en sus estudios. 
Para Carla, interrumpir su vida ordinaria de colegio, de amigos y de juegos no ha sido fácil, sin embargo ha tenido que acostumbrarse y ahora parece estar disfrutando de lo lindo. Sabe que en este momento, su trabajo es parte de la diversión y que su prioridad es cumplir con sus compromisos escolares y con la vida cotidiana de una niña como cualquier otra. 
 
 
Su familia. 
Consentida, pero no caprichosa, Carla no se escapa de la condena que pesa sobre muchos hijos únicos: la soledad. "Definitivamente sí hace mucha falta un hermanito. Pero de ahí a que mis papás lo encarguen ya estaré demasiado grande. Sin embargo, podría decirse que sí tengo un hermano: mi papá, que juega conmigo siempre que los dos tenemos tiempo. Nos la llevamos muy bien". Señala que las ventajas de ser hija única es que la consienten mucho y las desventajas es que sus padres son muy sobre protectores y la cuidan todo el tiempo.
Afirma que no le tiene miedo al éxito y cree que puede manejarlo con ayuda de su familia. Su mamá desempeña un papel muy importante, pues se ha convertido en su asistente, está pendiente de sus necesidades, de su vestuario, de su maquillaje y de que se aprenda los libretos, pero también de que haga sus tareas escolares. Por esta razón ella afirma que estar con su mamá es lo mejor que le ha pasado.
Sus padres han sido un gran apoyo, tanto que considera que su mamá es su mejor amiga y que su gran ídolo es su papá. Siempre la han apoyado en sus proyectos y la han motivado para seguir adelante. Saben que Carla tiene talento y están dispuestos a ayudarla para que continúe su carrera artística. 
 
 
Lo que piensa de su trabajo.
Lo que más le atrae de su actividad es la oportunidad de ayudar a otros. Por esta razón aceptó desfilar en un evento de caridad que se realizó en Mariquita y asegura estar muy agradecida por la forma como la ha tratado la vida y quiere darles algo de lo que tiene a los más necesitados. 
Pese a su popularidad, no quiere cambiar. A ella no le preocupa cuánto puede ganar. Está tan feliz con su trabajo y lo disfruta plenamente.
Según sus comentarios el mundo de La TV es... "Todo muy chévere, divertido y muy rico". 
Lo que le sorprende de la TV: "Me gusta el cuento de hacer un papel, y después este personaje como que se pasa a la vida real. A veces mi mamá me llama y ya me dice Lolita y yo también a veces imito al personaje". 
 
 
Su opinión sobre las adicciones.
Al respecto, piensa que "los niños consumen droga porque en sus casas no hay comprensión y piensan que la salida perfecta es el vicio, pero nunca, nunca hay salida" y por tanto tiene un lema: "La prevención aparece cuando el amor se hace presente". 
 
 
Una anécdota divertida.
"Hace poco me caí en plena grabación, tenía que salir corriendo en una escena y me enredé con una silla y al suelo fui a dar con silla y todo." 
 
 
Sus admiradores y la fama.
Ha logrado un prestigio y sólo hasta hace poco se acostumbró a sentir las miradas clavadas en ella cuando sale a la calle o a recibir cartas, correos electrónicos y flores que le envían admiradores de Latinoamérica a quienes siempre contesta y regala una foto autografiada.
No le asusta la fama, la lleva con bastante profesionalismo: " ... Aprendí a manejarla porque tengo un psicólogo. él me dice que me relaje, que no me estrese y que no me porte mal con nadie, que aprenda mucho de los demás y que disfrute el momento".
Ante la pregunta de cual es el secreto para controlar la fama y reconocimiento de la gente, ella manifiesta: "Con la ayuda de mi mamá, ella me cuida mucho y me recomienda que debo hacer delante de las cámaras, que debo decir cuando hay gente extraña y eso me ha ayudado a no creerme la estrellita que está en el cielo." 
Indudablemente su vida a dado un giro de 180 grados ahora que a logrado un sitial en el mundo de la TV y eso se refleja es sus costumbres habituales. Un día cualquiera de su existencia a cambiado y ya no es como los de antes: "Cambió, ya no salgo al parque a jugar con mis amigos porque ahora tengo que ir a trabajar.....". 
 
 
Actualmente......
Hace promoción a la "Fundación La Luz", entidad sin ánimo de lucro que se ocupa de la prevención y tratamiento de toda clase de adicciones. A ella le gustó el proyecto, con el cual colaboran muchos artistas y se convirtió en su vocera, símbolo de prevención.
En estos momentos Carlita encarna dos papeles en novelas de su país; uno en "Francisco el Matemático" en el cual interpreta una joven recién llegada al colegio, Tatiana Samper, enfrentada a un gran cambio de vida porque sus padres han perdido toda su fortuna; y en "Pobre Pablo", Jenny Paola Guerrero, el cual la describe ella misma como una niña atravesada y arribista a quien le encantan los hombres con dinero.
Está planeando la realización de un disco el cual saldrá muy pronto, después de la gran acogida que tuvo sus trabajos musicales "Locos de atar" con Jhon Jairo Jaimes y el otro elaborado con el grupo "Renacer".
Gracias a su encanto y profesionalismo prometedor es predecible el gran futuro que tendrá en el mundo del espectáculo. Ella toma esta etapa de su vida con mucha soltura y responsabilidad, sabe que es el público quien la tiene allí tan alto en este momento, y por esto le guarda un inmenso cariño.
Quiere continuar actuando, y de hecho ya tiene un contrato de exclusividad con RCN. Y como el arte le ha dejado tanto siente que es Dios la fuerza superior que lo rige todo y quien ha estado siempre detrás de ella. 
Es un hecho que muy pronto tendremos nuevas noticias sobre esta linda mujercita. "Hay Carla para rato"
 


film | print | images | sounds| realvideo | guestbook | mailing list | feedback